miércoles, 29 de febrero de 2012

Curso en Bejar-Salamanca






Durante el pasado fin de semana algunos miembros del Club Deportivo de Cazadores y Pescadores "Peña de la Cruz" de Béjar, participaron en el "I Curso de Lanzado" organizado por ésta asociación. El curso contó con la presencia de Manuel Iglesias Angulo, Instructor EFFA y primer Instructor español con título internacional. Autor entre otros del libro "El Lance en la Pesca a Mosca".

La actividad, la primera de las que se tienen previstas por parte del club, comenzó en la mañana del sábado 25 de febrero con una clase teórica que se desarrolló en una de las aulas de las que dispone el Ayuntamiento de Béjar en las antiguas escuelas de María Díaz. Se impartieron una serie de conocimientos fundamentales sobre las características más importantes de las cañas utilizadas en la pesca con mosca, tipos de líneas, confección de bajos, y todo lo que iba surgiendo en cuanto a la pesca con mosca se refiere.



A media mañana, el grupo se trasladó a las instalaciones del campo de fútbol de Palomares, donde fueron recibidos por el Concejal de Deportes, Raúl Hernández. Una vez allí, el maestro les hizo partícipes de sus conocimientos, a través de una didáctica y dedicación propia del mejor profesor.

Después comida en Restaurante Riofrío, y de vuelta al césped del Roberto Heras a practicar un sin fin de lances y técnicas muy importantes, para el pescador de mosca. Sobre las 18:30 horas se terminó la primera jornada del curso.

El domingo 26 sobre las 9:30 horas el grupo se desplazó al Río Tormes, en Santibañez de Béjar, donde se pusieron en práctica las enseñanzas del día anterior.

Durante la jornada se pudo comprobar lo diferente que resultaban los lances aprendidos sobre el césped el día anterior, y que ahora deberíamos realizar sobre el agua. Entorno a las 14:00 horas, se desplazaron hasta Sorihuela, donde degustaron un buen calderillo bejarano en el Mesón Juli. Hacia las 15:00 prosiguió la practico en el río. Alrededor de las 18:00 horas del domingo finalizó éste I Curso de Lanzado para la Pesca con Mosca.

Todos los participantes coincidieron en señalar lo necesario de éste tipo de actividades, y valoraron de
forma muy positiva tanto las enseñanzas como el aprendizaje del curso.

Desde el Club Deportivo de Cazadores y Pescadores "Peña de la Cruz" de Béjar agradecen a los responsables de la Concejalía de Deportes el interés y la colaboración prestada para el desarrollo de la actividad, y también a as por su trabajo dedicación y enseñanzas.

lunes, 27 de febrero de 2012

Y de nuevo León




Como casi todos los años, El Club de Pesca Orbigo organizo un nuevo curso de lance y pesca que tuve el placer de impartir. Una docena, entre nuevos y viejos pescadores aclararon sus dudas y llevaron la mosca un poquito más lejos y sin tantas dificultades como antes.
Muchas fueron las anécdotas del curso, pero quiero destacar una que por curiosa me llamó fuertemente la atención. Algún pescador se dio cuenta durante la clase teórica que todas las líneas vienen acompañadas por un dibujo del perfil de la línea y que jamás se había percatado de ello. Otra cosa será que la próxima vez sepa interpretar los conceptos de barriga, ahusamiento trasero y delantero y punta. “Ya me dirás algo”

En lo que se refiere al lance, quedo muy claro que un equipo de pesca para aprender debe llevar una sobrealinación, es decir, debemos procurar aprender con una línea WF y de un peso superior al recomendado en la caña. Es mucho más fácil de aprender, simplemente el peso marca más claros los tiempos, hay un mejor deslizamiento (siempre que la línea esté en condiciones) y el pescador siente más el lance.
Pero cada año añado algo nuevo en este curso y esta fue el lance con cabezas lanzadoras. Las he usado siempre para enseñar a realizar la doble tracción de una forma rápida, pero esta vez fue para mostrarles como llegar lejos sin esfuerzo y sin pérdida de tiempo, un falso lance es suficiente para alcanzar distancias jamás soñadas. Y la verdad es que fue divertido y que la distancia engancha a todo el mundo.
El domingo, ya en el río y disfrutando de un gran día de sol, nos enredamos con las presentaciones. Gustaron los curvos y hasta alguien prometió “barrer del mapa “ a sus compañeros de pesca con aquellos lances, que por decirlo de alguna forma le parecían milagros que salían de su caña y que dos días antes no conocía.
Y yo me alegro de todo ello.